Mi primera experiencia como vecino con las viviendas turísticas de Málaga

Bueno, tras mucho escuchar a unos y otros hablando de las viviendas turísticas (para bien y para mal, tanto de usuarios como de hosts), me tocó a mí vivirlo como vecino.

Todo vino de repente, sin avisar. Un sábado la puerta del portal se abría y se cerraba como si un loco estuviera jugando con ella. Me asomo y veo a un chico joven completamente borracho pegando portazos, gritando a sus amigos que desde la primera planta reían (el piso turístico estaba en el 1A).

Llamada al 092. En los 15 minutos que siguieron no vino nadie, y además finalmente le dejaron subir, y siguieron con música en el piso, pero ya por lo menos no lo sufría desde dentro de mi casa.

Al día siguiente nos quejamos a la propietaria, que dice que ella no lo gestiona, que eso «es cosa de la empresa a que le gestiona el alquilar», es decir, la vecina se desentiende, y además, cuelga el teléfono, no lo coge más y me bloquea en el whatsapp.

Nos ponemos en contacto con la empresa que gestiona el alquiler, que nos facilita un número de teléfono al que llamar si esto vuelve a ocurrir (spoiler: volvió a ocurrir y sigue ocurriendo). La empresa que los gestiona es Bossh! (ignoro si el ssh del final es por sssssh de silencio). Nos dicen que ellos hacen un filtro y bla bla bla. La cosa es que siguen viniendo personas del mismo perfil, cosa que no me parece raro teniendo en cuenta los comentarios de la vivienda (extraído de Booking cuando la vivienda todavía no estaba dada de alta, lo cual me parece raro porque yo pensaba que estas plataformas pedían algo al darte de alta, pero se ve que no).

En paralelo, como no estoy seguro de si la vivienda es legal o no, me da por contactar al Turismo de Málaga via email, pero no fueron muy útiles, ya que le echan la pelota a la Junta de Andalucía (con razón, ya que es su competencia, pero por lo menos podrían dar el enlace correcto).

Intercambio de emails con info.malagaturismo@malaga.eu

Bueno, pues buscamos el listado de viviendas turísticas, usando el Buscador de viviendas turísticas de la Junta de Andalucía. Sorpresa: la vivienda en cuestión no aparece. Como no me queda claro si he buscado bien o no, hago una consulta, en el buzón habilitado para preguntar si una vivienda está registrada o no. La respuesta la tenéis a continuación:

Tras recibir esta respuesta tan escueta «si no aparece en el buscador, en principio la vivienda no está dada de alta», me dirijo a la página para denunciar.

Para denunciar una vivienda turística que no está dada de alta en Málaga podéis usar la ventanilla electrónica de la Junta de Andalucía. Os hará falta certificado digital (en otra entrada explicaremos cómo hacerlo). Os recomiendo que incluyais:

  • Detalles de la vivienda (situación)
  • Enlaces a anuncios en plataformas tipo Booking, Airbnb, etc.
  • Capturas de pantalla de los anuncios (ya que entre que mandáis una denuncia y os responden, la dirección quizá haya cambiado)

Una vez enviada la denuncia, solo queda esperar.

Mientras tanto, los inquilinos turísticos subsiguientes parece que no iban mucho a los museos, porque me fueron tocando cada vez peores. Ruidos, portazos, música, ascensor lleno de trozos de kebab, etc. Lo habitual, vaya.

Querido vecino turístico durmiendo en el rellano tras una noche repleta de museos

Finalmente, tras un par de meses, recibo respuesta de la Junta:

En relación a su denuncia presentada contra quien esté explotando la vivienda sita en C/ XXXX de Málaga. Se le informa que por parte de la Inspección de Turismo de esta Delegación, se ha levantado acta de infracción contra la propietaria por infracción de la normativa turística de la Ley 13/2011 de Turismo de Andalucía.
Lo que se informa a los efectos oportunos.
EL JEFE DE SERVICIO DE TURISMO
Fdo: XXXX

Bueno, pues tras todo este periplo, la vivienda turística sigue funcionando igual. Pero por lo menos le han puesto una multa, y ya aparece en el listado, si uso el buscador de viviendas turísticas de Málaga.

Cada vez que hacen ruido, llamamos a la policía, que nos dice que poco pueden hacer. La cuantía de la multa no sé cuánto habrá sido (si alguien lo sabe que lo ponga en los comentarios).

Moraleja:

  • Yo no he ganado nada, solo he perdido el tiempo haciendo de policía
  • El ruido lo sigo sufriendo
Consentimiento de Cookies con Real Cookie Banner